Descubrir un deporte como el softball a través de las emisiones en directo que lleva a cabo Live Vuvuzela y donde deportes minoritarios provocan sensaciones apasionantes como levantar un aficionado de un asiento viendo ponchear (eliminar) a una jugadora, o hacer siete strikes out, o impulsar dos carreras y robarte una base, genera un dinamismo y atractivo para los telespectadores inusuales en nuestro país. Así es Angibel Ramírez, jugadora internacional venezolana que milita en el club de béisbol y softball de Rivas. Club que por otra parte, lleva dos temporadas consecutivas haciendo doblete, proclamándose campeonas de liga y copa de la reina, algo que hasta la fecha y en nuestro país no había conseguido ningún equipo, y con el aliciente de que están invictas, es decir no han perdido partido alguno, un record al alcance de muy pocos.

El bello espectáculo que ofrecen las jugadoras imbatidas ripenses viene acompañado de una humildad poco habitual en deportistas de la élite en la que realmente se encuentran estas jugadoras que esta misma temporada disputarán la copa de Europa por segunda temporada consecutiva y donde su objetivo será el de conquistar el título europeo, coronándose como las reinas de Europa. El talento que forman en el club no ha llegado sólo. Un equipo de trabajo muy bien armado desde la dirección de un Presidente como José Manuel González Campos, quién creyó desde el primer momento en este deporte, pasando por una directiva crítica y exigente que mantiene la competitividad en un alto grado, y con miras incluso puestas algo más allá de revalidar sus títulos nacionales. Play ball, que no pare.  

Categorías: Noticias

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *